Operación del conducto colédoco por piedras

26 junio, 2019 by Brandon Alvarez
DSC01600.jpg

Quiérete porque te quieren…

Los cálculos biliares son un problema común en la población en general y comúnmente causan problemas relacionados con dolor (cólicos biliares) e infecciones de la vesícula biliar (colecistitis aguda). Los cálculos biliares a veces pueden migrar fuera de la vesícula biliar y quedar atrapados en el conducto entre la vesícula biliar y el intestino delgado (colédoco).

Este padecimiento es conocido como coledocolitiasis, consiste en la presencia de cálculos biliares en el conducto colédoco.  Este cálculo puede formarse por pigmentos biliares o de sales de calcio y colesterol.

Aproximadamente 1 de cada 7 personas con cálculos biliares padecen cálculos en el conducto colédoco, el pequeño conducto que transporta la bilis desde la vesícula hasta el intestino.

“La vesícula se comunica a través de un pequeño conducto, el conducto cístico que se comunica con el colédoco, por donde baja la bilis almacenada en la vesícula hacia el duodeno, donde desemboca, y que es parte del intestino delgado, para entonces contribuir al proceso digestivo”, explica Vento. “Hay casos en que, a pesar de que alguien se opera de la vesícula, se ha quedado una piedra en el colédoco”.

“El diagnóstico se hace con pruebas sanguíneas, un conteo de sangre completo con diferencial, donde se ve si las células blancas o leucocitos están elevadas, lo que indica que hay proceso infeccioso, o crecimiento bacteriano”, dice el doctor Vento, “y en otras pruebas, se ven las enzimas hepáticas alteradas, y puede verse que hay indicio de que algunos de estos cálculos ha creado un proceso obstructivo del colédoco”.

Si crees tener un padecimiento de la vesícula, puedes hacer tu cita aquí

Copyright by Dr. Marcos Alvarez 2018. All rights reserved. Ki

Abrir chat
1
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?
¡Hola! ¿Puedo ayudarte a aclarar alguna duda médica?